Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Informe de la ONU
Chile muestra un lento avance en tecnologías
Investigación y desarrollo no repuntan, lo que pone en riesgo la competitividad.

12 de septiembre de 2005
Por: María Luisa Iriarte

En la década del '90 eran pocos los que podían decir que estaban conectados a internet o tenían un teléfono celular. Desde entonces, Chile ha mejorado en tecnología y conectividad; sin embargo, hay temas que aún son deficientes y otros en los que está retrocediendo con respecto a otros países.

Un estudio de la ONU que da cuenta del desarrollo humano de diferentes naciones ubica a Chile dentro del grupo "alto", pero está lejos de otros como Irlanda o República Checa, con los que tiene similitud en número de habitantes.

Ocupa el puesto número 37, mientras que esas otras naciones el 8 y 31, respectivamente.

El informe indica que el país tenía en 1990 cero usuarios de internet por cada mil habitantes; esta cifra durante 2003 se eleva hasta alcanzar los 272 conectados. El panorama se repite en temas como conexión a líneas telefónicas y celulares. Pero la competencia supera con creces estas cifras.

"La penetración de la tecnología es muy buena, está lo mejor de lo mejor; pero nuestra mayor dificultad radica en que el nivel del usuario es bajo en general y esta tecnología llega a pocos", dice Aldo Signorelli, gerente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información, ACTI.

La eficiencia tecnológica implica conectividad y exportación. En este último punto Chile no sólo está mal con respecto a otras naciones, sino que ha retrocedido en el porcentaje de exportación de productos de alta tecnología: en 1990 representaban 5% del total y 13 años después cayeron a 3%.

"Aquí todos estamos detrás del cobre, uva y salmón, y nos olvidamos de otros productos", sentencia Signorelli, quien cree que la culpa se debe a la falta de incentivos del sector público y del privado. "Nuestra competitividad corre riesgo si no competimos de igual manera que los otros", expresa.

El escaso gasto que realiza el Estado en investigación y desarrollo también es evidenciado por la ONU: sólo 0,5% del PIB ha sido destinado a este punto, porcentaje bajo en comparación con las naciones antes mencionadas, que por lo mínimo invierten hasta el 1,2% de su PIB.

El número de investigadores por millón de habitantes es de los más bajos: 419 versus 1.500.

EL PORCENTAJE de exportaciones de alta tecnología en 1990 era 5%; en 2003 bajó a 3%.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine