Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Por Alfredo Piquer
Un llamado a avanzar más rápido
De acuerdo al último Informe Global sobre la Tecnología de la Información del World Economic Forum (WEF), Chile se encuentra en el lugar 35 de un ranking de más de 100 países, delante del vecindario, a pesar de caer tres puestos en relación al ranking de 2003.

30 de marzo de 2005
Fuente: Diario Financiero
Por: Alfredo Piquer

Pese a nuestra posición de avanzada, el retroceso coincide con la mayoría de los países latinoamericanos que están perdiendo terreno con respecto a otras regiones del mundo que buscan convertir la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) en un motor de crecimiento y aumento de la competitividad.

Chile es una excepción en la región, ya que, según el estudio, la zona se ve afectada por un deficiente marco legal para el desarrollo de una industria tecnológica, como también por una alta carga administrativa, bajo estímulo para el desarrollo de las TIC por parte del gobierno, bajas tasas de penetración de Internet y una fuga de cerebros generalizada, que socava las posibilidades de un crecimiento más acelerado.

Esos problemas no afectan a nuestro país y gracias a ello estamos en un buen pie en comparación a nuestros vecinos. Los países desarrollados y los que están en rápidas vías de desarrollo, avanzan mucho año en año, por lo que la posición relativa de Chile significa que hemos avanzado tanto como ellos.
Pero, si analizamos algunos países del ranking, destacan casos como el de Singapur, que se encuentra en el primer lugar gracias al fomento del uso de las TIC de parte del gobierno, a la mejora a la calidad de la educación y por su capacidad al utilizar la tecnología extranjera. Estados Unidos, a pesar que descendió del primero al quinto lugar, se mantiene al tope en las mediciones de potencial de negocios, calidad de sus instituciones de investigación científica y escuelas de negocios, capacitación de la fuerza de trabajo, y por el mercado de capital de riesgo desarrollado, que fomenta la innovación.

Islandia, Finlandia, Dinamarca y Suecia se encuentran entre los diez primeros, por sus altas tasas de penetración de TIC en los negocios y hogares. Además superan a algunos de sus vecinos en la cantidad de patentes registradas en EE.UU. por cada millón de habitantes. También gozan de un entorno institucional y regulatorio que ha favorecido el crecimiento del sector TIC.

Más cerca de nuestra realidad económica, Estonia, Eslovenia, Hungría, la República Checa y Lituania, ex miembros del planificado mundo Soviético, le llevan la delantera a Brasil, México y Argentina, nuestras economías vecinas más grandes. Y avanzan peligrosamente, para nuestras pretensiones, gracias a los niveles de inversión externa llegados a Europa Oriental.

Según los autores del estudio hay un serio riesgo de que América Latina quede retrasada a medida que otros países forjen alianzas para desarrollar las TIC y, así, estimular el desarrollo. A menos que haya cambios importantes en el liderazgo político, otros mercados continuarán superando a Latinoamérica y distanciándose de ella. Si continuase esta tendencia, la situación podría ser perjudicial para toda la región, concluyen.

Este informe constató en los hechos, algo que hemos repetido majaderamente como industria: existe una fuerte relación entre el gasto en TIC y la productividad a nivel nacional. La prueba salta a la vista con la correlación entre el lugar que ocupa cada país en el ranking y su competitividad global.

En este contexto, el problema serio que enfrenta Chile es que tenemos que avanzar más rápido, para subir posiciones en el ranking. El esfuerzo hecho hasta aquí sólo ha bastado para mantener una posición relativa, pero se necesita más para generar un salto.

No debemos celebrar nuestro liderazgo en una región que retrocede. Resolvamos pronto nuestro retraso en educación, innovación, investigación y desarrollo. Continuemos la carrera de la alfabetización digital, y el uso de las TIC en todo ámbito. A nuestro juicio, esas tareas son la única forma de que Chile avance en un ranking que desnuda nuestra realidad de país que crece por explotar sus recursos y su institucionalidad, pero sin crear o innovar con tecnología.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine