Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Antioxidantes evitarían el desarrollo de preeclampsia en embarazadas
Especialistas desarrollaron un modelo para predecir la aparición de esta patología. Ahora, estudian el uso de vitaminas C y E como medida preventiva.

10 de marzo de 2005
Fuente: El Mercurio
Por: Cristián M. González S.

Predecir y prevenir. Dos buenos remedios que la medicina puede ofrecer y en los que desde hace tres años un equipo de investigadores chilenos trabaja en el campo de la preeclampsia. La enfermedad afecta al 5% de las mujeres embarazadas y constituye una de las principales causas de muerte materna y del recién nacido.

Hasta el momento, esta patología, que se caracteriza por la implantación incompleta de la placenta en las paredes del útero, lo que provoca problemas de hipertensión en la madre y el riesgo de desnutrición en el feto, no cuenta con buenos métodos de prevención.

"Más allá de un control médico estricto, no hay medidas para prevenir su desarrollo", precisa el ginecoobstetra Mauro Parra, jefe de la Unidad de Medicina Fetal del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, y quien encabeza las investigaciones, gracias a dos proyectos Fondecyt, el último de los cuales comienza en los próximos meses.

Por un período de cuatro años, observarán a un total de 500 embarazadas en riesgo de desarrollar preeclampsia y se les administrarán antioxidantes por vía oral, con el propósito de establecer si estos compuestos son eficaces para prevenir la patología.

"Necesitamos comprobar estadísticamente lo que ya hemos observado en la primera parte del estudio -dice el doctor Parra-. Todo indica que serían efectivos. Un estudio publicado en 'The Lancet' en 1998 hablaba de esto, pero no ha habido ninguna otra publicación al respecto desde entonces".

En riesgo

El propósito inicial de los investigadores -además de Parra, participan los doctores Cleofina Bosco, Pilar Barja, Virginia Fernández y Ramón Rodrigo, médicos de la Universidad de Chile, y el doctor Ricardo Gómez, director del Centro de Investigaciones Perinatales del Hospital Sótero del Río- fue encontrar marcadores bioquímicos que pudieran predecir la aparición de preeclampsia.

"Hoy se recurre a la historia clínica de la paciente, pero no es muy útil porque el problema se suele presentar en mujeres sanas y primigestas (ver recuadro)", explica el doctor Parra.

Para ello, a través de muestras de sangre de 100 mujeres embarazadas se buscaron factores que indicaran la presencia de estrés oxidativo. Además, estudiaron la relación entre dos marcadores asociados a la disfunción del endotelio (células que tapizan el interior de los vasos sanguíneos y entre cuyas funciones está el control de la presión arterial) y de la placenta.

"Las mujeres que van a desarrollar la enfermedad presentan un estrés oxidativo precozmente durante el embarazo, al tercer o quinto mes", dice el médico.

Por último, investigaron otros indicadores que alertan de un problema en la angiogénesis, proceso mediante el cual surgen los vasos sanguíneos que permiten que la placenta se implante en el útero en un embarazo.

A estos datos, agregaron los resultados que ofrece la ecografía Doppler, examen de las arterias uterinas que se realiza a la 12 y 23 semana de gestación. "Hay consenso a nivel mundial de que el Doppler es un buen método para predecir un grupo de riesgo", comenta Parra.

Con toda esta información lograron establecer predictores de preeclampsia cinco o seis semanas antes de que aparezcan los primeros síntomas (ver infografía). "Se puede detectar entre el 80 y el 90% de las mujeres en riesgo".

Precisamente en base a esos predictores escogerán a las 500 mujeres que participarán en la segunda parte del estudio, que tiene por finalidad comprobar la eficacia del consumo de importantes cantidades de antioxidantes: 1gr de vitamina C y 400 unidades de vitamina E. "Algunas embarazadas toman estas vitaminas, pero en dosis menores", precisa Mauro Parra.

Los investigadores ya hicieron los primeros estudios al respecto y los resultados son positivos.

No para todas

Ahora, además del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, el trabajo involucrará a centros de Valdivia, Los Ángeles y Nueva Imperial y a los hospitales Barros Luco, Sótero del Río y San José, en Santiago.

"Hoy, el único tratamiento para la preeclampsia es la interrupción del embarazo (realizar una cesárea antes de tiempo). El uso de antioxidantes podría ayudar a evitar que aparezca la preeclampsia o prolongar la gestación hasta una fecha más cercana a su término. Así el feto tendría menos complicaciones por su prematurez", precisa Parra.

Si bien todo indica que los antioxidantes serían efectivos, aún se desconoce si tienen efectos adversos en ciertos grupos de personas. Por eso, aún no es recomendable administrar estas vitaminas a todas las embarazadas por igual.

Daño doble

La preeclampsia es el aumento de la presión sanguínea en la mujer embarazada. Su nombre se debe a que precede a la eclampsia, patología que suele presentarse después de la semana 20 del embarazo y que puede causar convulsiones, insuficiencia renal o un accidente cerebrovascular en la madre. También puede matar al feto o provocar un parto prematuro. "La mala implantación de la placenta provoca que, al estar mal irrigada, el feto no reciba los nutrientes ni el oxígeno que necesita", explica el doctor Mauro Parra.

No se conocen las causas de la preeclampsia, pero se supone que hay factores genéticos e inmunológicos involucrados.

En todo caso, "las mujeres muy jóvenes, las mayores de 35 años, las primigestas (primer embarazo), las hipertensas crónicas o quienes tienen otras enfermedades inmunológicas" tienen una mayor tendencia a sufrir este problema.


A futuro

Estudios muestran que hijos de madres que tuvieron preeclampsia tienen más riesgo de sufrir hipertensión, cardiopatías, diabetes y obesidad en la adultez.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine