Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Universidad Católica del Maule cada vez más cerca de producir primeras trufas en Chile
Proyecto de investigación y transferencia tecnológica, impulsado por el Departamento de Ciencias Forestales de la Universidad Católica del Maule, ya cuenta con alentadores resultados para llegar a desarrollar el cultivo de este hongo comestible en el país.

11 de marzo de 2005
Fuente: Universia

La posibilidad de incorporar el cultivo de la trufa negra en Chile como una alternativa productiva y comercial para los pequeños y medianos productores del sector silvoagropecuario, está cada vez más cerca de ser una realidad, especialmente para la zona centro sur del país.

Todo esto gracias al proyecto de Truficultura desarrollado por la Universidad Católica del Maule, que ya ha dado sus primeros resultados luego de casi cuatro años estudio. El objetivo de esta innovadora investigación es desarrollar el conocimiento, difundir sus avances y realizar la transferencia tecnológica.

Luego de etapas previas de plantación e inoculación de las especies (encinos, roble y avellano europeos) con las esporas de la trufa para ser cultivadas en invernadero, posteriormente se llevó a cabo la instalación de las plantas inoculadas en terreno, a la espera y control del desarrollo de las trufas.

Esta iniciativa científica, que trajo como consecuencia la adjudicación de su financiamiento por parte de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, es desarrollado por un equipo de académicos e investigadores, del Departamento de Ciencias Forestales del plantel.

Ventajas comparativas

La trufa negra o de Perigord, es un hongo micorrícico que crece en simbiosis con las raíces de diferentes árboles, entre ellos el Roble y Avellano europeos y la Encina. Se reproduce preferentemente bajo suelos alcalinos y calcarios. Posee una serie de propiedades benéficas para el árbol y suelos degradados, ya que los hongos micorrícicos favorecen el crecimiento de especies en terrenos erosionados y de mala calidad.

Su uso para condimentar comidas es su principal cualidad, ya que tiene un sabor muy intenso, con mucho aroma y se fija muy bien en los alimentos, siendo un sazonador apetecido en la buena mesa española, francesa e italiana, con una gran demanda en restaurantes finos, en donde un plato que sea trufado a lo menos dobla el precio.

La posibilidad de cultivo para propietarios que poseen terrenos forestales, o deseen impulsar una nueva oportunidad de negocio de alta rentabilidad, está dada por las condiciones naturales existentes en al país y la región, contando como una de sus ventajas el escaso mercado de este producto, lo cual sube su precio.

Según informó, Rómulo Santelices, director alterno del proyecto, "hoy nos encontramos en dos fases críticas: la producción de plantas micorrizadas y la plantación de las mismas, luego que las primeras plantaciones se efectuaran aquí en la Región y ya tienen dos años, mientras que las demás se establecieron durante 2004".

"Después de dos temporadas de producción de plantas podemos decir que esta etapa la superamos con éxito".
"Para la etapa siguiente -continuó- se han seleccionado once predios para establecer unidades experimentales, de entre 0,5 y 1 hectárea. Estos se localizan en distintos lugares, desde María Pinto hasta Coyhaique (desde las Regiones Metropolitana a la Décimo Primera, con una en la RM, cinco en la VII, cuatro en la X, y una en la XI)".

Buenas expectativas

"Las expectativas, de acuerdo a los resultados preliminares, son auspiciosas", concluyó Santelices. Por su parte, Rafael Henríquez, miembro del equipo de investigadores, señaló que "manteniendo las condiciones favorables para el desarrollo del hongo, éste debiera cultivarse sin problemas y en unos años más obtener las primeras cosechas de trufas".

Para ello -explicaron- hay que mantener el nivel de carbonato de calcio en el suelo a través de enmiendas y, en consecuencia, una acidez mayor a la que tienen los suelos en condiciones naturales en los lugares seleccionados.

Por otra parte, se deben realizar labores culturales corrientes a cualquier cultivo como mantener la plantación libre de malezas, para evitar la competencia con el cultivo. Además, el riego estival es fundamental para asegurar el desarrollo del hongo.

Ambos recalcaron con satisfacción que de continuar con los resultados hasta ahora conseguidos, a futuro se obtendrán las primeras cosechas y esto abre nuevas perspectivas para el sector agroforestal, ya que el precio de esta temporada por el kilo fresco de trufa negra en Europa ya alcanzó los US$950, valor que sigue aumentando, lo que permite suponer que con largueza superará los US$1.000 por kilo.

Nueva investigación

"Con la experiencia ganada -añadió Santelices- formulamos otro proyecto sobre hongos micorrícicos que también lo financia FIA. Sin embargo, los objetivos son diferentes y básicamente se apunta, por una parte, a mejorar el rendimiento de plantaciones de pino radiata (gracias a que la asociación simbiótica permite al árbol tener más agua y nutrientes disponibles para su desarrollo).

Por otra parte, se persigue que los dueños de plantaciones de pino tengan ingresos antes de cosechar el bosque a través del cultivo y comercialización de hongos micorrícicos.

Los hongos con los cuales se trabaja en esta nueva investigación son Lactarius deliciosus y Suillus luteous, hongos ya presentes en estos bosques, y los Boletus pinicola y edulus, este último de gran aceptación en el mercado europeo.

"El proyecto -apuntó- tiene una componente social, ya que apunta a mejorar las condiciones principalmente de pequeños y medianos productores".

En este sentido, "creemos que esta línea de investigación en la cual tenemos fortalezas y experiencia nos permitirá visualizar un futuro promisorio en el cultivo de hongos micorrícicos comestibles", puntualizó.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine