Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Alfredo Piquer, presidente ACTI
Tecnologizar a la Pyme es una tarea pendiente
Un estudio reciente señala que Chile está avanzando en el uso de Tecnologías de la Información, sin embargo las empresas más pequeñas no pueden decir lo mismo. Por ello DiarioPyme conversó con el titular de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información, quien además de hacer un mea culpa, critica el rol de las universidades, felicita los avances de Gobierno y presenta su plan de acción 2005.

28 de diciembre de 2004
Fuente: Diario Pyme

Las Tecnologías de la Información (TI) permiten explorar nuevos mercados, que duda cabe. Pero su masificación en el sector de la pequeña y mediana empresa no sólo es relevante sino urgente, especialmente si se toma en cuenta el nuevo panorama globalizado que enfrenta nuestra economía con los diversos Tratados y Acuerdos firmados. Es por ello que entidades como la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información A.G. (ACTI) trabaja en conjunto con otras en la creación de nuevas ofertas de TI para la Pyme.

Según un reciente estudio dado a conocer por la Cámara de Comercio de Santiago, la inversión en TI del 2004 totalizará US$1.076,5, representando un 3,4% de crecimiento en relación a los US$1.040,5 invertidos en el 2003, mientras que las proyecciones para el 2005 se elevan a un 5,2% por este mismo concepto. Así, a medida que las TI han aumentado su capacidad y consolidado su presencia en la productividad de las empresas, estas últimas las evalúan como un recurso cada vez más determinante para alcanzar el éxito.


Con el interés de conocer cuál es la realidad inmediata de la micro, pequeña y mediana empresa respecto de su uso y acceso a las TI, DiarioPyme conversó con el presidente de Acti, Alfredo Piquer, quien de manera directa y sencilla entregó sus puntos de vista sobre esta problemática y delineó lo que podría ser un futuro más auspicioso para la pyme chilena en lo que a tecnología se refiere.

¿Cuál es el nivel de uso de TI en las pyme?

A medida que la empresa se achica su uso de tecnologías de información se reduce. Las grandes están todas conectadas, hacen comercio electrónico y las medianas un poco menos, pero las pequeñas aún se ordenan por tipo de conectividad, cantidad de computadores y pertenencia de Sitio Web y correo electrónico, todos estos parámetros demasiado básicos.

¿A qué responde esto?

Son dos factores. Uno es que a más pequeña la empresa menos capacidad de invertir en TI además de tener menos posibilidades de preocuparse "para qué me sirve" y cómo rentabilizar esa inversión. El microempresario está preocupado de su negocio y punto. Luego tenemos un factor educacional interesante que debe permitir al empresario acceder a conocimientos para responder los cuestionamientos anteriores. Se debe partir mostrando y educando a los microempresarios cómo las TI son de utilidad para su gestión.

¿Y quién debe velar por los temas que plantea?

Tenemos una responsabilidad como industria de proponer ofertas que permitan a los empresarios acceder a tecnología de manera más simple, económica y con el interés de mejorar su negocio. Pero también hay una responsabilidad país de propender el uso tecnológico, todo lo cual está inserto en lo que se conoce como Agenda Digital y que presenta al Gobierno como catalizador.

¿A qué se debe esta tarea pendiente?

Hasta hoy el mundo de los más tecnológicos no hemos descubierto aún una oferta ideal para la pequeña y mediana empresa, lo que se transforma en una tarea pendiente que ocurre no por falta de creatividad o interés, sino en que se deben resolver muchos problemas aún. Claro que hay aspectos positivos como el tema de la ventanilla Única de empresas, un acierto de Gobierno que incluye iniciativas como ChileCompra, la Factura Electrónico y otras.

Rol universitario

¿Y existe un rol que deban cumplir las Universidades? No olvidemos que es ahí donde partió lo que hoy conocemos como Internet...

Así como nuestra industria está en deuda en lo que se refiere a una oferta que llegue a las empresas pequeñas, en Chile las universidades no se han hecho cargo del rol fundamental que juegan en lo que se refiere a investigación tecnológica. La evolución tecnológica logró establecer estándares académicos y de investigación altísimos, pero de hace un tiempo a esta parte eso se estancó y somos muchos los que estamos a la espera de nuevos estudios y propuestas.

¿No será que las excluyen?

A todas las giras a países más desarrollados como Sillicon Valley y otras a las que han sido invitadas por el Presidente, las universidades se han ausentado y excusado de enviar representantes. Ellas sienten que ya tienen sus propias redes internacionales en temas tecnológicos y está bien que así sea, pero no por ello pueden desligarse de su función en las acciones mancomunadas de públicos y privados.

Renovación productiva

¿Qué ocurre con los que ya dieron el primer paso tecnológico? ¿Hacia dónde deben dirigir sus pasos?

Todos aquellos que ya tienen ventajas tecnológicas operativas como Sitio Web y Banda Ancha, ahora dan el paso de ingresar al comercio electrónico y diferenciar el negocio gracias al uso de las TI. Una pyme más tecnológica no puede vender u operar del mismo modo que lo hace el más artesanal, pero lamentablemente eso aún ocurre. Básicamente este problema se produce porque muchos no saben lo que tienen entre manos. No saben lo que significa estar conectados al mundo y en esta etapa es cuando la educación se torna fundamental.

Ahondemos en el tema de la globalización ¿Cómo cambia la importancia de la tecnología con la firma de acuerdos y tratados comerciales?

Con los TLC los competidores pasan a ser un peligro para las pyme nacionales y para ello hay que poner la empresa del tamaño que sea en ese contexto, para no sentir al extranjero como una amenaza insalvable. Es inevitable una renovación productiva para todas las empresas y rubros al abrirse a mercados internacionales, por lo que afectará la arquitectura económica.

¿Y en el rubro de empresas tecnológicas?

La fabricación de tecnología es poca en Chile, y aún cuando esta sea muy competitiva, muchos de los elementos son importados. Por ello, que bajen los aranceles significa que se abarata la oferta de hardware para el usuario final. En buen chileno, si hoy un Notebook es demasiado caro para una pyme, con los TLC es muy probable que ahora la mayoría tenga uno gracias a la disminución de su valor en el comercio, tanto por los aranceles como por una mayor oferta de marcas.

Trabajadores más calificados

La Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información A.G., ACTI, es un organismo que agrupa a las empresas que cubren los distintos rubros de la industria de tecnologías de información y comunicaciones en nuestro país (hardware, software, capacitación, integración de sistemas e Internet) fue fundada en 1984 y ya cuenta con 125 empresas asociadas de todos los tamaños (nacionales e internacionales con representación en Chile), participando en el mercado con ventas anuales superiores a los US$ 900 millones.

Su objetivo es contribuir al desarrollo de Chile mediante el empleo de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en seis ejes Masificación del Acceso; Educación y Capacitación; Estado en Línea; Desarrollo Digital de las Empresas; Despegue de la Industria TIC; y Marco Jurídico. Por todo esto conocer la opinión de su presidente, Alfredo Piquer, se hace impresciendible.

Desde su puesto al frente de la ACTI, ¿tiene algún sueño?

Sí, claro: Que se genere una creatividad para negocios distintos y con ello un Chile más desarrollado.

Imaginemos que se cumple ¿Ocurrirá que la tecnología reemplazará puestos de trabajo?

Es un tema delicado y se debe separar. El aumento de la productividad está ligado a producir más con menos personas. Es decir, si con tecnología vas a producir lo mismo que antes estamos frente a la posibilidad cierta de enfrentarnos a nuevos cesantes o, al menos, a la no creación de nuevos puestos de trabajo. Pero obviamente el interés por utilizar procesos más tecnológicos en una empresa tiene un objetivo que es producir y vender más gracias a la apertura de nuevos mercados, por lo que no habría pérdida de empleo sino ganancia.

¿Que significa esto para el trabajador?

Un aspecto vital es que este nuevo tipo de trabajo implica una calificación superior, en la que el empleado requiere más conocimientos tanto tecnológicos como de idioma. Acá aparece un tema de reconversión laboral, donde hay que capacitar al trabajador para que pueda realizar con éxito su labor, reemplazando poco a poco el esfuerzo físico por uno más mental.

¿Y qué hará Acti en el 2005 para propender la reconversión laboral que usted menciona?

Dentro de las acciones dirigidas para la pyme para el próximo año está el fomento en el uso de buscar ofertas y apoyar las iniciativas tanto de Gobierno como de empresas privadas. Además, potenciaremos el uso de capacitación en tecnología y para ello intermediaremos más fondos por medio de líneas de financiamiento Corfo, ya que somos operadores. Queremos trabajar en los frentes educativos y en mostrar los casos exitosos de uso de Tecnologías de Información, como por ejemplo cómo a un grupo de empresarios el uso de la Factura Electrónica ha significado un ahorro en recursos y tiempo.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine