Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Empresas de Tecnología
La apuesta de crear un Silicon Valley chileno
Tal como sucede en Estados Unidos con Silicon Valley, la posibilidad de tener un polo de desarrollo tecnológico en el puerto de Valparaíso puede traer múltiples beneficios para la economía nacional.

28 de julio de 2004
Fuente: Terra
Por: Enrique González Ledesma


Hoy las empresas tecnológicas gastan millones de dólares en investigación y desarrollo, además de sus productos. Por este motivo, que Chile sea el escenario donde nazcan productos o servicios, no es un tema menor en materia financiera.

De hecho, la experiencia indica que países como Suecia, Noruega o Irlanda, han forjado su crecimiento en base al desarrollo tecnológico que se ha alcanzado en cada una de estas naciones.

"El aporte que harían empresas en Chile si se da una experiencia como la Silicon Valley en Valparaíso u otra área del país, sería sumamente relevante, trayendo consigo un avance del conocimiento y una atracción empresarial que generaría millonarias divisas para el país", explicó el economista Guillermo Patillo.

Hace treinta años Irlanda era una de las naciones más pobres de Europa, pero hoy es uno de los países más ricos del mundo. La razón principal de este cambio tiene que ver con la inyección tecnológica que tuvo este estado y la fuerte inversión que se hizo en la materia. Si en Chile se creará un Silicon Valley o algo similar, economistas no dudan en hacer un análisis cualitativo de los beneficios.

Para el economista de la Universidad de Santiago, Guillermo Patillo, la posibilidad de que Chile anide a varias empresas del sector tecnológico es sumamente importante en materia económica.

"La zona en que se emplaza empieza ser atractiva, no sólo para las empresas del área, sino que también a otras que se dan cuenta que el flujo que se mueve es alto", expresó.

Precios de terrenos al alza

El jefe de desarrollo inmobiliario de F&P Propiedades, Jorge Fuentes, explicó que la zona donde se proyecte la instalación de centro tecnológico hará subir fuertemente el valor de los terrenos.

"Si hoy están en $ 100 millones, por poner un ejemplo, cuando los proyectos estén concretados y terminados el valor puede llegar los $ 250 o $ 300 millones por la misma superficie. Es la ventaja de tener vecinos de la talla de grandes empresas tecnológicas que le suben la plusvalía a la región en particular", explicó el experto.

Impacto en elPIB

El economista Juan Luis Correa, del Instituto Libertad (IL), comentó que la incidencia de un polo tecnológico al estilo del Silicon Valey estadounidense, sería de tal magnitud que se vería altamente beneficiado el Producto Interno Bruto del país (PIB).

"Así le pasó a naciones como India que crece a tasa de un 5% a 7%. Con esto aumenta el número de empleos y principalmente el nivel de remuneraciones, lo que con lleva un mayor poder adquisitivo y un aumento en el consumo", explicó el profesional.

Las dificultades del proyecto

Las posibilidades de que Chile tenga su propio Silicon Valley es complicada, al menos en el corto y mediana plazo. Así lo creen algunos economistas que consideran que la carencia de condiciones básicas para las grandes empresas del rubro se instalen en nuestro país, como lo hacen en otras naciones, atentan contra la intención de ser un país con un polo de tecnología.

"No es viable ni a corto ni a mediano plazo. Esto es en parte porque los países que destacan por su innovación tecnológica aplica importantes beneficios para las empresas, mientras que en Chile se pagan impuestos de un 35%, o bien se dan otras licencias o franquicias importantes para el sector privado", explicó el economista del Instituto Libertad, Juan Luis Correa.

En el mismo sentido el profesional de la Usach, Guillermo patillo, comentó que el tamaño de la economía chilena puede ser pequeño para las empresas, lo que jugaría en contra.

"No visualizo por ahora que algún país de Sudamérica sea atractivo para una inversión al nivel de Silicon Valley", completó el analista.

Otro factor que afecta es la capacitación del personal. Para Juan Luis Correa, este ítem, además del problema idiomático que tiene para las empresas hace que muchas apuesten a otros rumbos.

"Una empresa prefería invertir en un país como India o Nueva Zelanda donde todos hablan inglés como lengua nativa antes que otro donde el personal debe aprenderlo. También hay una carencia de mano de obra calificada en materia tecnológica. De tener un Silicon Valley nacional no sería antes de 20 o 25 años", sentenció el economista.

Apostando a un Silicon Beach

Si en Estados Unidos el epicentro tecnológico se encuentra ubicado en el estado de California, en el caso de Chile ya varios apuestan en que Valparaíso sea el polo de desarrollo tecnológico en nuestro país, para lo cual la Corporación de Fomento, Corfo, está entregando una serie de incentivos para que la empresa privada invierta en tecnología.

De esta forma la entidad estatal está desarrollando mecanismos para motivar la instalación de empresas en la Quinta Región:

  • La primera partió a finales del 2000 y se centra en cuatro beneficios para proyectos de al menos US$ 1 millón. Uno de ellos consiste en cofinanciar los estudios de preinversión, cancelando hasta el 60% con un tope de US$ 30 mil por empresa.
  • La segunda línea de acción es subsidiar a quienes promueven inversiones en la zona, según la cantidad de empleo que generen, y a quienes contraten mano de obra. Para esto la Corfo pagará hasta UF 140 por persona contratada.
  • Finalmente, existe un subsidio a la inversión de activo fijo inmovilizado, siempre que se realice dentro de un parque industrial-tecnológico lo que quiere decir que a quien compre un terreno en la zona, la Corfo le pagará hasta el 40%, con un tope de UF 20 mil por empresa.

Edificio tecnológico

En el marco de lo anterior, hace unos días se dio a conocer al ganador de la licitación para levantar un edificio tecnológico en la ciudad de Valparaíso.

El proyecto ganador considera una inversión de $ 3.400 millones, para la construcción de un edificio de seis pisos, con una superficie total de 5.887 metros cuadrados, emplazado al interior del Parque Industrial Curauma, en un extenso terreno de 1,5 hectáreas, lo que posibilita su expansión futura.

El economista Juan Luis Correa, explicó que de todos modos, pueden haber otras zonas geográficas donde concentrar empresas tecnológicas.

"No por ser una ciudad puerto (uno de los principales argumento a la posibilidad porteña), su ubicación es privilegiada. De concretarse el proyecto lo que Chile exportaría no serían sólo productos de consumo, sino servicios, muchos de los cuales se pueden realizar a través de internet", recordó el profesional del Instituto Libertad.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine