Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Autonomía energética
Científicos valorizan el metano
La Armada, la Universidad Católica de Valparaíso e investigadores estadounidenses participan en la tercera exploración entre costas de Valparaíso y Concepción.

10 de mayo de 2004
Fuente: El Mercurio
Por: Gonzalo Cruzat


Los yacimientos de hidratos de metano existentes en el fondo marino cercano a la costa nacional, ubicados entre Valparaíso y Concepción, a una distancia promedio de 50 km de la costa, son acumulaciones cristalinas similares al hielo, formadas de gas natural y agua.

Los científicos que han estudiado esas reservas coinciden en que serán la llave maestra para que el país logre, pero en el largo plazo, su autonomía energética. Algo que el gobierno de Ricardo Lagos está buscando.

Los depósitos están conformados por materia orgánica, que se descompuso en un lento proceso que tardó miles de años.

Sobre una capa inicial se fueron agregando otras, formándose con ello capas en estado gaseoso o como hidratos de metano, que es el gas atrapado entre moléculas de hielo debido a las profundidades del fondo marino, la fuerte presión y también las bajas temperaturas.

Debido a su gran importancia, entre el 5 y 30 de octubre se realizará un tercer crucero de exploración con financiamiento de la Oficina de Investigaciones Navales de la Armada de Estados Unidos, que se integrará al proyecto que desarrollan en forma conjunta la Universidad Católica de Valparaíso y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) de la Armada.

El objetivo es precisar, ampliar y recoger conocimientos obtenidos en las otras dos expediciones. Este viaje, tal como los anteriores, se realizará en el buque oceanográfico de la Armada "Vidal Gormaz".

Más de una década

Hay pesimismo en algunos sectores sobre la viabilidad de explotar comercialmente estos yacimientos de metano, por los altos costos que tendría su extracción.

Sin embargo, expertos que participan en la iniciativa -como el investigador y doctor en geofísica Juan Díaz y el jefe del Departamento de Oceanografía del SHOA, capitán de fragata Rodrigo Núñez Gundlach- consideran que los yacimientos son un potencial energético importante para el futuro del país.

Estiman que no antes de 10 años podrían estar probados los métodos y técnicas para su explotación. Entre tanto -sostienen-, el país debe hacer esfuerzos para avanzar en el estudio y conocimiento del tema, involucrándose en la búsqueda de las tecnologías requeridas.

Para detectar la existencia de los hidratos de metano se utilizaron sofisticados y variados equipos, como una ecosonda geofísica de baja frecuencia, que permite medir correctamente la profundidad del fondo marino.

En el primer crucero se utilizó un moderno aparato multihaz, que permitía ir "barriendo" el fondo marino en un ancho de 6 a 10 km.

Las muestras se extraen con un instrumento especial, una especie de tubo, con 300 kilos de plomo, que se lanza al fondo marino donde se entierra alrededor de 10 metros. En la próxima exploración, en tanto, se usará un aparato capaz de hundirse hasta 20 metros.

Proceso complejo

Los estudios más avanzados en la materia los ha realizado Japón. Según Juan Díaz, la iniciativa más factible es transformar los hidratos de gas sólido en gas libre, para sacarlo a la superficie del mar y luego volverlo a convertir en hidratos para su posterior transporte a tierra.

Una de las técnicas existentes se basa en la descompresión, porque debajo de la capa de hidratos suele haber gas libre o en estado gaseoso.

La propuesta que estudian los japoneses es hacer perforaciones para extraer el gas libre, con el fin de descomprimir el sistema, lo que desestabiliza la capa de hidratos.

La condición para sacar el gas es que éste quede en estado gaseoso. Para ello se puede usar el método de descompresión, empleo de agua caliente o inyectar alcoholes para luego convertir los hidratos en gas libre.

A juicio del experto, sería demasiado costoso e impracticable sacar el gas hasta tierra firme mediante el uso de tuberías.

El hecho de que un metro cúbico de hidrato de gas equivalga a 164 metros cúbicos de gas constituye una ventaja en cuanto a todos los costos de transporte. En tierra se tendría que volver a transformar a estado gaseoso para su posterior distribución.

El comiezo

Recién en 1992 la Armada consiguió su primer buque oceanográfico, el "Vidal Gormaz". Está a cargo del SHOA. Desde 1993 hasta el 2002 esta nave logró realizar 39 cruceros. Cada día de investigación vale entre US$ 6 mil (3.600.000) y US$ 8 mil (4.800.000).

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine