Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Dilemas éticos de la biotecnología
Por Dr. Miguel Hinojosa Machuca, Facultad de Educación, Universidad de Concepción.

15 de marzo de 2004

Fuente: Diario El Sur de Concepción

La moda científico-política ha estado presente en nuestra región. La Biotecnología, palabra y proceso que no están socializados entre la gente, y que parece ser un metalenguaje.
En palabras simples la Biotecnología significa la ciencia al servicio de la vida y, la tecnología que se desprende de aquella ciencia aplicada a mejorar la calidad de vida del ser humano y en todos los terrenos del conocimiento humano.
Siempre hay que ser muy reflexivos y cuidadosos en estas suertes de modas de la cuales hemos sido testigos en esta Feria Global de Biotecnología, si bien es cierto que ésta permite potenciar los recursos naturales y abre posibilidades para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la tierra, no es menos cierto que muchos descubrimientos y usos por esta vía pueden transformarse en un vil comercio en manos de empresarios inescrupulosos y este modelo de libre mercado a escala mundial se presta para ello. Es necesario pensar en aquella posibilidad al menos con alguna certeza.
La Biotecnología puede y debe librar al hombre de tiranías corporales, y por tanto, orientarlo a una bioética que pueda conducir aquella liberación, también rescatarlo de aquellas servidumbre espirituales contra las cuales siempre habrá que combatir.
A dónde nos puede llevar el evadir responsabilidades: nuestros bosques están desapareciendo, nuestros lagos secándose y la capa de ozono cada vez más débil hace peligrar la existencia de todos los seres vivos y en especial del propio ser humano sobre la tierra.
Si bien es cierto que los transgénicos pueden mejora las calidad de los alimentos, no es menos cierto que los procesos hay que realizarlos con mucha transparencia y que aquellos productos transgénicos de carácter alimenticio, que ingresan a nuestro país, tendrán que indicar claramente su composición. Debemos proteger a nuestra población del daño que están produciendo aquellos alimentos sobre los cuales ignoramos su composición química. Lo importante es que en cualquier foro que se realice aquí o allá, la prioridad es la defensa de la vida y mantener y crear ambientes propicios para que aquella se desarrolle sin dificultades. Sin embargo no es fácil la tarea. ¿Por qué razón?
Un grupo de científicos, legisladores y aún moralistas sostienen que el embrión y el feto humano no son seres humanos, no son personas, ya que la sociedad no las acepta como tales. Entonces es lícito preguntarse por qué este enfoque ecológico tenga que ser solamente biológico y no también social y ético. Ya que si con tal fundamento se puede decir sí a la contracepción tóxica, a la fecundación in vitro, a los experimentos sobre embriones y fetos humanos vivos, al aborto con falsas justificaciones, a la eutanasia, etc, también habría que decir que si a las prisiones políticas, a la represión violenta, a las guerras, a la censura, a la tortura, etc. Si queremos ser consecuentes no condenemos sólo algunas injusticias, condenemos toda injusticia o no condenemos ninguna, así entonces, la barbarie podría ser total.
En consecuencia la bioética es una respuesta al uso de la ciencia y a su producto denominado biotecnología. La naturaleza debe estar al servicio del ser humano, de la naturaleza humana la cual tiene su principio en Dios. De acuerdo a una hermosa fórmula del recordado Juan XXIII, "la vida humana es sagrada; desde su comienzo compromete directamente la acción creadora de Dios".

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine