Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
100 egresados anuales con grado de doctores
Carencia de científicos
Los números de profesionales en Chile dedicados a la ciencia sólo alcanzan para reemplazar a los actuales científicos.

22 de noviembre de 2003
Fuente: Diario Austral de Osorno

La ciencia y la tecnología han contribuido notablemente en las actividades industriales y comerciales de nuestro país. A modo de ejemplo, parte importante del desarrollo agrícola, lechero y ganadero, está asociado a esta evolución en el conocimiento técnico, lo que ha permitido modernizar y optimizar los procesos de producción, generando visibles beneficios económicos.

En ese sentido, resalta el valor del aporte científico en el avance que pretende Chile con miras a la celebración del Bicentenario de la Independencia, que tiene como horizonte convertirse en un país desarrollado. Y para ello, resulta elemental potenciar la apuesta en esta materia.

Pero si bien este sostenido crecimiento económico e industrial tiene como sostén el aporte científico, la realidad es más preocupante de lo que se cree, ya que según la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicyt), hay una dramática carencia de científicos y tecnólogos.

Como antecedente, se puede mencionar que nuestro país cuenta con 100 egresados anuales con grado de doctores, una cifra mínima comparada con la realidad de naciones como Argentina, México y Brasil.

Los números de profesionales en Chile dedicados a la ciencia indudablemente no son favorables, ya que sólo alcanzan para reemplazar a los actuales científicos, por lo que se hace indispensable aumentar la dotación de especialistas si se pretende tener un país más competitivo y acorde a las tendencias evolutivas que se vislumbran en el resto del mundo.

Para cumplir con el desafío de incrementar la cantidad de científicos, tanto el Gobierno como las industrias y privados deben apostar incondicionalmente por el conocimiento en ciencia y tecnología, ya sea inyectando recursos en sus políticas de desarrollo o fomentando el interés por el campo científico. Además, las universidades y los empresarios deben impulsar ese cambio cultural, tarea que no es nada fácil, pero que se convierte en la única manera de luchar con el déficit que hoy agobia al país. Y es que no es alentador continuar reclutando especialistas foráneos, si Chile cuenta con el recurso humano para emprender un camino más breve y efectivo hacia el desarrollo.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine