Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Ritmo sorprende a universidades
Fuerte avance tecnológico
Los cambios tecnológicos sobrepasan la capacidad de reacción de la legislación o el mundo académico, pero aún chocan con los temores de los usuarios.

19 de noviembre de 2003
Fuente: ElSur
Por: Carola Dümmer Medina


En enero de 1995 había 10 millones de páginas web. Dos años después ya había 270 millones. Y mientras en la década pasada se accedía a ellas principalmente desde el PC del hogar o la oficina, ahora es común ingresar al "mundo virtual" desde el notebook vía conexión inalámbrica mientras uno se toma un café o viaja en avión. Eso, sin contar los miles que utilizan un celular o una palm para visitar sitios web. Así de rápido se mueve el sistema.

"Los profesores de las universidades de Estados Unidos están agotados porque no pueden seguir este vertiginoso ritmo", cuenta Sergio Torres Inostroza, profesor de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad de Concepción y doctor en Optrónica de la Universidad de Dayton (Ohio, Estados Unidos). Menos aún los chilenos comunes y corrientes, que en menos de dos décadas pasaron de utilizar teléfonos de disco de marcado, a tener celulares capaces de tomar fotos digitales y enviarlas inmediatamente por internet.

¿Y hacia dónde van todos estos cambios? Según los expertos, hacia la "nanotecnología", un conjunto de técnicas que permiten hacer cosas cada vez más pequeñas, más allá de los límites físicos establecidos en los microchips (100 nanometros, o 100 millonésimas de un milímetro) a pero más grandes que un átomo (0,1 nanometros). "No hay límites en la miniaturización, las cosas llegarán a ser millones de veces más chicas que la cabeza de un alfiler", pronostica Sergio Torres.

Con los pies en la tierra

Pero aunque todo indique que no falta mucho para que se pueda guardar toda la información del mundo -digitalizada- en un solo computador, en la práctica los avances tecnológicos chocan con los temores de los mismos usuarios. Distintas empresas han prohibido la entrada a sus dependencias con celulares capaces de tomar fotografías, por la facilidad de espionaje que estos tienen, y la gente todavía prefiere una copia impresa antes que un documento "virtual". "Aunque pueden bajar las clases de internet y mandar los trabajos por e-mail, muchos universitarios dan lo que sea por una clase con tiza y pizarrón", dice Torres.

Y si bien en seis meses, un equipo que antes era de punta queda obsoleto, para el común de las necesidades puede durar fácilmente tres años. "No se justifica renovar tan rápido, porque no significa que el anterior no sirva para nada", explica Patricio Sánchez Castillo, gerente de ventas de Crecic S.A., compañía dedicada especialmente a las necesidades informáticas de las empresas.

La otra piedra de tope son los criterios comerciales derivados de los altos costos de la tecnología de punta. Por ejemplo, las empresas de telecomunicaciones han invertido enormes cantidades de dinero ($617 mil millones el 2001, $605 mil millones en 2000...) en redes, internet, antenas, equipos y telefonía móvil, y por lo mismo, antes de lograr un punto de equilibrio, no van a bajar los precios de los servicios. Sergio Torres asegura que en Chile ya existe la tecnología para hablar por teléfono a cualquier lugar del mundo vía internet, "pero no es rentable para las compañías, porque hablo todo lo que quiera y no pago más que el cargo fijo de la conexión". O sea, el futuro ya está aquí, como dice una empresa de telecomunicaciones, pero bien podemos quedarnos en el pasado por lo menos por un tiempo más.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine