Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Por Marcelo Ponce, Gerente General de la Asociación de Distribuidores de Software (ADS)
Bases para el desarrollo de un marco de protección a la propiedad intelectual
Un buen sistema de propiedad intelectual otorga a los desarrolladores de software una garantía de que sus obras serán divulgadas, sin tener que preocuparse excesivamente por la copia no autorizada o piratería.

18 de agosto de 2003
Fuente: Mundo en Línea

El principio que rodea esto es que los negocios dependan de un sistema de protección estable, que le otorgue al creador de la obra la decisión acerca de cómo debe ser usada, y que permita a las empresas beneficiarse de su propia capacidad creativa, ofreciendo incentivos a los autores bajo la forma de reconocimiento y recompensas económicas equitativas. Cualquier tentativa de limitar esta protección aumenta el riesgo financiero asociado, retrayendo la actividad comercial y afectando seriamente el desarrollo de una importante actividad económica que el país ha olvidado en estos últimos años.

Actualmente, la industria del software es una de las más afectadas por el comercio pirata. Según un reciente estudio de la consultora IDC, la tecnología de la información impulsada por el sector de software, es uno de los segmentos de mayor desarrollo de América Latina. Entre 1996 y 2001, creció un 80%, y su facturación no alcanza a un tercio de esa cifra, empleando a medio millón de personas en la región. El estudio determina que una mayor protección a la propiedad intelectual en la región permitirá, entre otras cosas, estimular la creatividad y generación de obras intelectuales; la creación de oportunidades económicas y empleo; y un mayor ingreso en impuestos y contribuciones al fisco.

Chile tiene actualmente una tasa de piratería del 51%. Si bien es la segunda más baja de la región luego de Puerto Rico (43%), esta tasa significa que la mitad del software instalado es ilegal. Según el estudio de IDC, si Chile redujera en un 10% la tasa de piratería (2.5% anual desde el 2002), la industria chilena aportaría US$ 200 millones adicionales a la economía local (PIB), alcanzando para la industria informática una magnitud de negocios aproximados a los US$ 1.600 millones hacia 2006. Esta reducción en la tasa de piratería crearía 750 nuevos empleos de alto nivel, y aumentaría los ingresos de la industria. El estudio también demuestra que esta reducción del 10% generaría ingresos tributarios adicionales al fisco del orden de los US$ 19 millones.

Para incentivar y acompañar los cambios tecnológicos, Chile debe otorgar una protección legal que cumpla con los estándares de los acuerdos internacionales. Para controlar la piratería una buena ley interna es de vital importancia y al menos, debería ser compatible con el Tratado de Libre Comercio entre USA y Chile, con ADPIC (TRIPS), incluir las obligaciones establecidas en los Tratados de la OMPI y tomar provisiones modernas y efectivas que respondan a la actual realidad digital. Actualmente nuestro país es uno de los países que más débilmente protege a la propiedad intelectual. Tiene una débil industria exportadora de software, ampliamente superada por Uruguay que presenta exportaciones del orden de US$ 80 millones en software, casi 4 veces nuestro actual nivel e intenta posicionarse como uno de los mayores exportadores de bienes y servicios tecnológicos de la región. Sin esta protección, otros países ocuparán ese rol.

La industria del software esta trabajando para crear un mundo que otorgue mayor protección a la propiedad intelectual, pero la habilidad de los países para participar en los beneficios de la modernidad, depende en gran medida, de su propia capacidad para promover la protección y fiscalización de los derechos de propiedad intelectual.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine