Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Desarrollo del proyecto necesita un reimpulso
Polo tecnológico porteño entra en una nueva fase
Actores regionales concuerdan en la necesidad de adecuar instrumentos de incentivos de Corfo. El gobierno regional anunció reuniones con todos los sectores para concordar nuevos sistemas de atracción de inversiones.

5 de mayo de 2003
Fuente: Mercurio de Valparaíso
Por: Evelyn Canepa

Ante la posibilidad de que el polo tecnológico fracase las autoridades y empresarios de la región reaccionaron. Este proyecto tan vital para la región debe ser reimpulsado. ¿La razón? Tres años demoró atraer cinco empresas del área de la información a la zona.

Por eso, en los próximos días y por instrucciones del intendente Luis Guastavino, el Seremi de Economía, Pablo Zúñiga sostendrá una reunión con los diversos actores regionales con el propósito de obtener una propuesta de consenso en torno a las mejoras que debieran sufrir los instrumentos Corfo para agilizar las inversiones en la zona.

De acuerdo al director del Instituto Internacional para la Innovación Empresarial de la Universidad Santa María (3IE), Adolfo Arata, "es fundamental adecuar los instrumentos de Corfo de manera tal que en el breve plazo tengamos la capacidad de atraer unas 30 ó 40 empresas a la Región de Valparaíso para luego entrar finalmente a la última etapa que es de consolidación".

Nuevos aires

Si bien, Arata reconoce que en las últimas conversaciones que ha mantenido con la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) ha percibido una mejor disposición a buscar cuáles son los cambios que se debe hacer para contribuir realmente a la instalación de empresas tecnológicas en Valparaíso, "también es importante que los instrumentos tiendan a favorecer la instalación de las empresas en un lugar común, porque eso es en definitiva lo que generará la sinergia necesaria para crear un polo tecnológico, vinculando al sector universitario y empresarial".

Y es que un polo tecnológico no sólo tiene como misión acelerar empresas que están en desarrollo, sino también, generar nuevas empresas.

Con el mismo tono positivo, agrega que ha sostenido conversaciones con el nuevo intendente regional, Luis Guastavino, quien además de "asegurarnos que el polo es efectivamente una de sus prioridades, nos ha manifestado su interés en desarrollarlo como única iniciativa, por lo que las condiciones son más favorables que las que existían hace un tiempo atrás".

Paciencia

Por su parte, el seremi de Economía, Pablo Zúñiga, desestimó el fracaso del polo tecnológico y atribuyó la situación a un proceso normal, recordando que "Silicon Valley tardó más de treinta años en generar un impacto real. Por tanto, no podemos pretender que vamos a recorrer el camino de inmediato", puntualizó.

Sin embargo, ya recibió instrucciones expresas de la máxima autoridad regional para trabajar al respecto.

Todos los actores involucrados en el ambicioso proyecto coinciden en que ha llegado el momento de dar un salto cuantitativo que pasa por adecuar finalmente los instrumentos de incentivos a la etapa de crecimiento que experimenta dicha idea que nació hace más de dos años.

Ahora la atención estará centrada en el programa de atracción de inversión de empresas tecnológicas, pues a juicio de Adolfo Arata "ese es el elemento más gravitante que puede cambiar el destino de este proyecto en el futuro".

Aún cuando el directivo está convencido de que hoy el 3IE representa desde el punto de vista cualitativo lo que es un polo tecnológico, plantea que es necesario sumar cierta cantidad de empresas instaladas en la zona a fin de que la iniciativa se consolide.


Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine