Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
"Pumas del desierto":
Equipo chileno sorprendió en "reality show" tecnológico
En el resto del mundo hace tiempo que se vienen "perfeccionando" los "reality show". Los diferentes canales y productoras crean particulares competencias orientadas a su público objetivo. En esta línea, Discovery Channel creó "Full Metal Challenge", un desafío tecnológico que enfrentó a "giro sin tornillos" de todo el planeta

28 de enero de 2003
Por Daniel Contreras
Fuente: Mouse.CL

En una primera etapa los interesados debían enviar los planos de sus creaciones a la organización. Si resultaban elegidos, ésta entregaría tres mil dólares para los materiales y un equipo de televisión grabaría durante un mes completo la construcción de la máquina.

"Full Metal Challenge", un reality show creado por el Discovery Channel, convocó a profesionales de todo el mundo a diseñar un vehículo todo terreno, original y particularmente poderoso y veloz. La idea era que los seleccionados finalmente se enfrentaran en una serie de competencias de destreza.

El iquiqueño Pedro Lázaro -arquitecto de profesión y un consumado amante de las aventuras 4x4- recibió la invitación a participar en la competencia a fines del año 2001 y desde que leyó el correo electrónico con las reglas de la competencia se abocó de lleno a trabajar en el proyecto. Para lograr su objetivo invitó a su amigo Attilio Gattavara, avezado raidista y constructor de vehículos, y a Néstor Valenzuela, mecánico de larga experiencia en competencia y unos de los mejores de Iquique en la preparación de motores.

Los tres mosqueteros de las cuatro ruedas trabajaron intensamente en el diseño del vehículo, que debería ser original, liviano, poderoso, rápido y versátil. Una vez terminado, enviaron los planos a la organización del programa y se sentaron a esperar. Pasaron los meses y en mayo del 2002 Lázaro recibió la noticia, habían sido aceptados.

"Marabunta"

"Los Pumas del Desierto", nombre que adoptaron como equipo, debieron construir el "Marabunta", una máquina todo terreno cuya construcción no podía demorar más de un mes.

Durante este tiempo trabajaron entre tuercas, motores y cámaras de televisión, dando cuerpo a un diseño que superó a más de cuatrocientos postulantes de todo el mundo.

"Nos sentíamos como niños. Con Atilio y Néstor compramos los materiales y todos los días después de nuestro trabajo nos metimos de lleno en la construcción del mejor vehículo todo terreno. Pensamos cada detalle y estabamos seguros que lograríamos un buen lugar en la competencia", señala Lázaro.

La competencia

"Full Metal Challenge" se realizó en Ramsgate, Inglaterra, en una planta termonuclear abandonada, entre los días 19 de Julio y 13 de Agosto 2002.

El desafío para el equipo chileno no sólo fue crear y diseñar la mejor maquina 4x4 que ellos pudieran imaginar. Para comenzar debieron, como todos los participantes de un reality show, pasar por un "casting" televisivo que consistió en un video en el cual durante tres minutos demostraban sus gracias y las ganas que tenían de ganar el concurso.

"Para nosotros fue bastante divertido grabar un video, mostrarnos y hacer un poco el ridículo, pero la verdad es que para los organizadores era un punto muy importante, ya que de esta forma le daban mayor fuerza al programa", explica el arquitecto.

La competencia propiamente tal se desarrolló en base a pruebas de destreza - grabadas por más de 15 cámaras de televisión- entre 27 equipos de todo el mundo, cada uno compuesto por 3 personas.

En total participaron nueve equipos norteamericanos, nueve ingleses y nueve internacionales, entre los que se contaban representantes de Australia, Nueva Zelandia, Islandia, Sudáfrica, Canadá, China, La India, Rusia y Chile, el único país iberoamericano.

Pero ese no fue el único mérito de "Los Pumas del Desierto", al finalizar la competencia el equipo nacional logró ocupar el tercer lugar con su vehículo "made in Chile".

"Fue un honor para nosotros este desenlace. Nos sentimos muy responsables por lograr un desempeño digno y meritorio. La verdad, creemos que si no fuera por algunos fallos que favorecieron a los locales habríamos logrado el primer lugar para Chile. De todas formas el tercer lugar nos dejó bastante conformes", concluye Lázaro.

Más información:

Sitio Full Metal Challenge

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine