Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Polémica Informática
Gobiernos se debaten entre software con patente y el de código disponible
El Presidente de Perú, Alejandro Toledo, y el presidente de Microsoft, Bill Gates, firmaron el lunes 15 de julio un acuerdo que beneficiará con acceso a la tecnología a cerca de 200 mil alumnos y 6 mil profesores. De regreso a Perú el presidente Toledo tuvo que aclarar: "No hay ningún compromiso de parte del Estado o de los consumidores... que implique exclusividad con Microsoft".

Santiago 23 de julio de 2002
Fuente: El Mercurio

El Presidente de Perú, Alejandro Toledo, y el presidente de Microsoft, Bill Gates, firmaron el lunes 15 de julio un acuerdo que beneficiará con acceso a la tecnología a cerca de 200 mil alumnos y 6 mil profesores, informó el Palacio de Gobierno en Lima.

Microsoft se comprometió a entregar dinero, programas y servicios de consultoría al Gobierno peruano para fines educativos por un valor de US$ 500 mil ($350 millones).

"Estamos dando un paso importante en el avance tecnológico con los pobres", señaló Toledo, "y hemos decidido que Microsoft nos apoye en tres áreas importantes, como son la capacitación para los profesores del proyecto Huascarán y de los empresarios de las pymes, así como la aplicación de tecnología para el Gobierno".

El dinero se empleará para la formación de docentes, para la enseñanza de programación a desarrolladores de software y para desarrollar una página web ("propia y segura") del Gobierno peruano que permita brindar servicios basados en la web.

El martes 16 de julio, cuando regresó de Seattle, Toledo aclaró: "No hay ningún compromiso de parte del Estado o de los consumidores... que implique exclusividad con Microsoft".

Bill Gates, presidente de Microsoft, y Alejandro Toledo, Presidente de Perú, muestran el lunes 15 de julio en Seattle el acuerdo que proveerá alrededor de US$ 500 mil en dinero, software y servicios para la iniciativa educacional peruana. (Fuente: Emol)

La aclaración puede haber sido necesaria porque el congresista peruano Edgar Villanueva está proponiendo una legislación que obligue a las instituciones públicas a usar exclusivamente software cuyo código está disponible. El software de código disponible ("open source", como Linux) no requiere del pago de licencias. Si se tiene una empresa con 23 computadores, se compra una sola caja y se puede instalar en todos los computadores. El software se puede descargar gratis de la internet, pero existen empresas como Red Hat o UnitedLinux que lo empaquetan y venden la caja con el CD por alrededor de US$ 60 ($42 mil).

Como la fórmula secreta

La oficina de Edgar Villanueva se ha coordinado con iniciativas legislativas similares en Argentina, España, Francia y México, afirmó Jesús Marquina, asesor del congresista, a la agencia AP.

La medida de Villanueva -que si se aplicara sería la primera en el mundo- abarcaría a todo el software: sistemas operativos, bases de datos, procesadores de texto, correo electrónico...

Villanueva afirmó que el Estado peruano debe alrededor de US$ 30 millones ($21.000 millones) en costos de licencias vencidas. Un estudio gubernamental estimó el año pasado que Perú tendría que pagar US$ 18 millones ($12.600 millones) en costos de licencia para cubrir el "software pirata" que usa. Pero aclaró que el ahorro no es el objetivo principal de la ley que propone: "Nuestra filosofía es tratar de darle acceso a la tecnología a la mayor cantidad de gente posible, y que el Estado debería jugar un papel fundamental en ese proceso", señaló a la agencia AP.

Funcionarios de Microsoft sostuvieron que la legislación propuesta está basada en conceptos falsos y teorías no probadas. "Hay varios desafíos que el Gobierno debe enfrentar si aprueba esa ley", dijo Mauro Muratorio, director de Estrategia Corporativa para América Latina en Microsoft. Agregó que el software comprende sólo entre el 2% y el 3% de los costos de tecnología de una organización. Más del 90% va a los servicios, tales como el soporte técnico, el adiestramiento y el desarrollo, los que pueden ser todavía más caros con el código de fuente disponible.

El "código de fuente" es para el software lo que es la fórmula secreta para la Coca-Cola. En el caso de Linux, está disponible y los programadores pueden modificarlo. En el caso de Windows, Microsoft (al igual que la Coca-Cola) no lo revela. Villanueva comentó: "En este último caso, el ingeniero de sistemas termina siendo sólo un usuario. Llámelo un 'programador' entre comillas, pero al final es sólo un usuario. Si tuviera acceso al código fuente, el ingeniero tendría la posibilidad de adaptarlo a sus necesidades".

Otros Gobiernos también se han atrevido a desafiar el dominio de Microsoft. El viernes 12 de julio el ministro de Trabajo y Administración Gubernamental de Noruega, Victor Norman, anunció que su Gobierno no renovaría un contrato con Microsoft, aunque les signifique perder descuentos de hasta 20% en el sector público (unos US$ 27,8 millones).

Más competencia es mejor

La idea es conseguir que otras empresas de software compitan por negocios con las agencias gubernamentales. "El uso de códigos de fuente disponible, como Linux, puede promover la competencia", afirmó Norman en Oslo a la agencia AP.

La competencia estaba contenta: "Creo que esto conducirá a la larga a mejores programas y más baratos", comentó Jon S. von Tetzchner, presidente ejecutivo de Opera Software, los fabricantes del navegador Opera, que ocupa un lejano tercer lugar en el mercado de los navegadores de la web.

Microsoft cuenta con un 95% de participación de mercado en los procesadores de texto, y con alrededor de 60% del mercado de los sistemas operativos y software para servidores.

En octubre, el Gobierno noruego se quejó de que la nueva política de licencias de Microsoft podría obligar a los usuarios a comprar actualizaciones ("upgrades") que no necesitaban, aumentando agudamente los costos.

Microsoft Noruega replicó que no estaba preocupada, aunque Brynjar Skauvik, su director, señaló que el sector público representa alrededor del 30% de las ventas de la corporación en Noruega. "Acogemos la competencia", afirmó Skauvik. "No es tan dramático".

El lunes 8 de julio la comisión ejecutiva de la Unión Europea emitió un informe urgiendo a sus 15 miembros a compartir programas de código disponible para reducir los costos de la tecnología de la información, que se esperaba que subiera en 28% a US$ 6.600 millones este año.

Kai-Ive Nauen, asesor del ministro de Administración, aclaró que el no renovar el contrato (que expira en noviembre) no impide comprar programas Microsoft. "Ésta no es una cruzada contra Microsoft", explicó Nauen. "Ésta fue una evaluación total. La razón principal fue que no queríamos apoyar una situación monopólica".

Nauen señaló que el Gobierno cree que, a la larga, el hecho de que exista más competencia y el uso mayor de software de código disponible compensará los descuentos de Microsoft que perderán.

El convenio de Chile

En el grupo de noticias "chile.comp.pc", Valentín Marchant ha elevado su voz para reclamar en contra del acuerdo que suscribieron el 3 de abril de 2001 la ministra de Educación, Mariana Aylwin, y el gerente general de Microsoft Chile, Rodrigo Alonso. Con una inversión de Microsoft de más de US$ 1 millón ($700 millones) para mejorar la educación chilena, se convirtió en el primer proyecto que se concretó luego de la reunión del Presidente Lagos y Bill Gates el 28 de noviembre de 2000 en Seattle.

Una de las causas de la disputa es que la inversión de Microsoft provee al Ministerio de Educación de más de 6.500 horas hombre en labores de consultoría, equivalentes a US$ 720.000 (lo que significa que cada hora hombre está valorada en US$ 110; esto es, $77.000). Si bien se deja expresamente fuera del acuerdo las licencias de Microsoft Office, Microsoft proporcionará al Mineduc el "curso digitalizado en internet de uso de Microsoft Office".

A raíz de la campaña contra la piratería de software, el sitio ApoyoPyme ofrece (por $35 mil) StarOffice 5.2, un programa gratuito alternativo a Office , que usa los mismos formatos.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine