Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Fondos de financiamiento
Fondos tecnológicos concursables
Cada vez que hemos entrevistado a un científico o emprendedor chileno que logra desarrollar una nueva tecnología, nos ha hablado sobre la dificultad para encontrar el financiamiento necesario para concretar su idea. Pero la verdad es que, frente a esta realidad, existe una buena alternativa para conseguir recursos económicos, los llamados fondos concursables que entregan distintas organizaciones encargadas de fomentar el desarrollo tecnológico nacional.

17 de junio de 2003
Fuente: Mouse
Por: Daniel Contreras


Gracias a los tratados comerciales firmados con grandes potencias como la Comunidad Europea, Corea y recientemente Estados Unidos, Chile se encuentra en buen pie para aumentar la cantidad de exportaciones y acceder a grandes mercados. Pero la apuesta a nivel gubernamental y de empresarios es convertir a Chile en un país que no sólo embarque materias primas, sino que además desarrolle tecnología exportable.

La creación de software, soluciones informáticas y el desarrollo de nuevos productos son esenciales para conseguir el objetivo de convertir a Chile en un país no tan dependiente de las exportación de madera o uvas. Dentro de este marco es que existen una serie de fondos concursables para el área de innovación tecnológica y científica.

CORFO se pone

La Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) fue creada en 1939, y desde esa época ha sido el organismo del Estado encargado de impulsar la actividad productiva nacional.

Para esto se ha adecuado a los tiempos. Si en los años 30 y 40 la meta era llevar la electricidad a todas las empresas de Chile, hoy es tecnologizarlas y lograr una producción más acorde con la sociedad de la información.

En esta línea, dentro del programa de innovación tecnológica del gobierno la CORFO ha creado dos fondos concursables: el Fondo Nacional de Desarrollo Tecnológico y Productivo (FONTEC) y el Fondo de Desarrollo e Innovación (FDI).

FONTEC

El FONTEC tiene como objetivo incentivar a los empresarios del país a que inviertan en desarrollos tecnológicos. En este sentido su principal función es cofinanciar la realización de actividades tecnológicas de las empresas productivas privadas, relativas a: proyectos de innovación, productos, procesos o servicios; infraestructura tecnológica y transferencia de tecnología a grupos de empresas.

Juan Carlos Gutiérrez, Director Ejecutivo del FONTEC, señala que los proyectos financiados por este fondo, "deben ser competitivos, entrar de manera rápida al mercado y que tengan una alta apropiabilidad, es decir, que aquellas personas que los han desarrollado puedan patentarlos y comercializarlos".

En general los fondos entregados -agrega Gutiérrez- son de los llamados no reembolsables, es decir, una vez adjudicados no tienen que ser devueltos por las empresas elegidas.

El monto con el que cuenta FONTEC es de 7.000 millones provenientes de un aporte fiscal y un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo.

FONTEC puede financiar hasta el 50 % del valor del proyecto, teniendo como tope máximo un monto de 150 millones de pesos. Las postulaciones a este fondo están abiertas durante todo el año, y el período de evaluación de un proyecto es de alrededor de cuatro meses.

FDI

El FDI es un fondo que está enfocado en temas de alto vuelo tecnológico e incluye investigaciones científicas dentro de las áreas más duras de las ciencias. Sus áreas de trabajo son: desarrollo y adaptación de nuevas tecnologías, difusión y transferencia de tecnologías a empresas e instituciones chilenas; desarrollo de capacidades tecnológicas necesarias para la generación y gestión de cambios tecnológicos y perfeccionamiento de mercados relacionados al desarrollo del sistema innovativo nacional.

Pedro Sierra, Gerente del Fondo de Innovación (FDI) cuenta que "los proyectos que acceden a este fondo, tienen resultados a largo plazo y son muy difíciles de patentarlos y apropiarse de ellos".

"Nuestro programa de financiamiento está dirigido a investigaciones universitarias, institutos, empresas privadas y consorcios tecnológicos. La idea es financiar investigaciones y búsquedas de soluciones a problemas que de otra forma no se harían, ya que no tienen retornos comerciales y los investigadores no pueden controlar su uso y propiedad", agrega Sierra.

Sierra define estos proyectos como pre competitivos, "por lo general se adjudican a consorcios tecnológicos donde se unen empresas internacionales con universidades chilenas para hacer investigación en un área determinada por ejemplo la biotecnología, acuicultura o redes inalámbricas de alta especialización".

Al igual que el FONTEC, los fondos del programa de innovación no son reembolsables y se puede postular durante todo el año. La diferencia es que en este caso los fondos asignados dependen de la envergadura del proyecto postulante.

Lo bueno y lo malo

Como en todo orden de cosas, los programas de fondos concursables tienen ventajas y desventajas. Para Javier Russo, Gerente Comercial de Acriline y quien ha presentado varios proyectos a FONTEC, el mayor problema es la gran burocracia que hay que hacer para postular y además el largo plazo de evaluación. "Los fondos son demasiados lentos, además uno no tiene la certeza de adjudicarse los dineros. El empresario no puede esperar a ver si el proyecto es aprobado o no", señala.

Para el Director de FONTEC el problema más grave va por otro lado. "Si bien es cierto que la cantidad total entregada por CORFO asciende a 15.000 millones, y pareciera elevada, los países desarrollados invierten cerca de 1.5 % del producto interno bruto en desarrollo tecnológico, Chile recién está en el orden 0.06 %, una cifra muy, pero muy, menor si queremos entrar de lleno en la era digital".

Otro de los temas que preocupa es la baja participación de las empresas privadas en los concursos, tanto de FONTEC y del FDI. El director del FDI puntualiza que, "las empresas que podrían participar en los concursos son cerca de 25.000, pero anualmente las postulaciones que recibimos son solo 500. Un número muy bajo".

Otros Fondos

Además de los señalados, existe una serie de programas de financiamiento específicos para determinadas áreas de investigación, como innovación agropecuaria, tecnologías limpias e investigaciones sociales. Una listado completo de los concursos se puede encontrar en Estado.cl. La lista incluye un apartado en el Fondart para arte digital.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine