Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
Recursos
Noticias
Papers
Conferencias
Talleres
Concursos
Seminarios
Congreso
Guias
Estudios
Ponencias
Buscador
Suscríbase al Boletín Informativo
Dr. Eugene Thiers, director del Stanford Research Institute
El emprendimiento en América Latina
Hace tiempo que la realidad es clara. Ha cambiado el nivel del emprendimiento en Chile y, después del boom tecnológico, cada vez faltan más ideas y más atrevimiento. Por eso, a la hora de hablar de entrepreneurship es importante conocer la opinión del Dr. Eugene Thiers, académico chileno de la Universidad de Stanford y actual director del Stanford Research Institute (SRI), institución norteamericana pionera en la creación y aplicación de soluciones innovadoras para negocios, gobiernos y otras organizaciones.

Concepción, 10 de octubre de 2002
Fuente: Intec

Lo primero, según Thiers, es el estado del emprendimiento en América Latina. Y es ahí donde no tiene dudas.

"Basándome en mis contactos internacionales, creo que Chile está a la cabeza de América Latina -en términos per cápita-, y dentro de los primeros dos lugares en términos de emprendimientos netos", señala el experto. "Sin embargo, este nivel dista bastante del promedio en Estados Unidos", remata.

-¿Qué hace falta hoy, tras el reventón del Nasdaq y el fin del auge tecnológico, para lograr impulsar el emprendimiento?

-Hay tres factores fundamentales para el emprendimiento, tanto antes como después del reventón:

Emprendedores. La cantidad de emprendedores por millón de habitantes es, al parecer, una constante en cualquier sociedad occidental (hay factores culturales que influencian esta proporción en otras culturas). En Chile, debido a su alto crecimiento en los últimos años, los emprendedores están todos ocupados y hay una falta relativa de ellos. Este es uno de los factores que hay que solucionar en el país.

Oportunidades de negocio. Las oportunidades de buenos negocios provienen de dos fuentes principales. Tradicionalmente, en países del tercer mundo las oportunidades tienden a adaptar lo que ya existe en el exterior, es decir, los emprendedores imitan lo que les parece atractivo en otros lugares y lo adaptan a las realidades de sus países. La otra fuente, que ya está actuando en Chile pero que requiere el despegue económico de los países son las innovaciones tecnológicas. Sin embargo, hay que luchar contra el concepto de que las innovaciones solamente ocurren en países industrializados.

Fuentes de capital semilla y de capital riesgo. El capital semilla, que se requiere en las primeras etapas de desarrollo, es el más crítico porque el riesgo es mayor. Este capital semilla es escaso en el mundo entero y, por lo tanto, uno de los impedimentos principales en el desarrollo de una cultura de emprendimiento. Sin embargo, no basta con el capital semilla. Hay que proporcionar también cedazos que aseguren que solamente las mejores ideas reciben tal capital semilla. Y hay que tener mecanismos que evalúen periódicamente el desarrollo de un nuevo negocio, para así impedir que se siga invirtiendo en malas ideas o en ideas poco prácticas. El capital de alto riesgo también es indispensable, pero es cada vez más disponible por la globalización de las fuentes de financiamiento.

-¿Es la cultura del entrepreneurship -distinta en EE.UU., Europa y Latinoamérica- una de las causas de la menor cantidad de emprendedores con proyectos hoy? ¿Cuáles son las otras causas?

-No estoy de acuerdo en que se diferencien los emprendedores de EE.UU., Europa y Latinoamérica. Creo que el perfil psicográfico del emprendedor es el mismo, se trate de un chileno, noruego o japonés. Lo que ocurre es que tal emprendedor, dado su perfil psicográfico, ejerce sus talentos de acuerdo con la cultura en donde vive, lo que hace que adapte comportamientos diferentes.

Ahora bien, hay ciertos valores en culturas como la nuestra que son intrínsecos al emprendimiento, como por ejemplo el temor a fracasar. El temor al fracaso afecta a los tres factores del emprendimiento que se mencionan arriba. Por ejemplo, esto hace que nuestros emprendedores domésticos tengan mayor cautela y sean menos agresivos en emprender nuevos negocios. También inhibe al inversionista e impide identificar todas las oportunidades de buenos negocios.

-¿Cuál es el foco, hoy, de los Fondos de Capital de Riesgo a la hora de analizar los proyectos presentados?

-A riesgo de declarar lo que es obvio, el único foco común es el de hacer mucho dinero. En realidad la gran mayoría de los Fondos de Capital Riesgo consisten en empresas pequeñas de 3 a 4 socios o de individuos, cada uno de los cuales tienen entre US$50 millones a US$150 millones de fortuna propia en promedio. Esta gente naturalmente selecciona los proyectos de inversión de acuerdo a los conocimientos que poseen en industrias específicas. Es decir, el inversionista que hizo su dinero en juegos electrónicos tiende a financiar ideas en ese mismo tema, y aquellos que hicieron su fortuna en la industria electrónica rara vez invierten en industrias foráneas.

Todo esto hace que no se pueda definir un foco universal porque cada industria tiene mercados diferentes, porque los consumidores de cada industria se comportan en forma diferente, y porque los riesgos de inversión dependen de cada industria. Además, hay que entender que el inversionista no está esperando que le "presenten" un proyecto.

-Y cómo se mueven los inversionistas...

Esta gente está moviéndose constantemente en búsqueda de oportunidades de inversión, excepto en la actualidad, cuando el temor al comportamiento del mercado ha hecho que la gran mayoría (de los inversionistas) se retraiga de inversiones riesgosas. El mecanismo típico de "presentar" un proyecto es por medio del "networking", es decir, hay que conocer a los inversionistas para que ellos estén dispuestos a escucharte y, además, hay que elegir al inversionista que conozca del tema que uno va a presentar, porque, de lo contrario, no se va a interesar.

Hay que reconocer también que existe algo de flexibilidad dentro del mercado de capital de riesgo, en el sentido que se ha desarrollado un interés general por temas como la biotecnología. Sin embargo, esto no significa que uno pueda ir donde cualquier inversionista y conseguir dinero en ese tema porque son muy pocos los que deciden diversificarse en industrias que no conocen íntimamente.

-¿Ha cambiado el tema de los focos de proyectos de los emprendedores?

-Lo que más ha cambiado es el nivel de cautela. Mientras no se recupere el mercado mundial de valores, será difícil conseguir fondos de capital de riesgo, aunque algunas empresas (como SRI) continúan teniendo acceso a estos fondos.

-¿Cuál es la importancia de las incubadoras hoy como organizaciones destinadas a promover y ayudar al desarrollo del emprendimiento de nuevos negocios?

-Si se entiende por incubadora un sistema amplio de servicios empresariales (e.g., legales, administrativos, de computación teléfono, oficinas, etc), entonces la incubadora es muy importante para facilitar la puesta en marcha de una empresa.

Sala de Diálogo

>>

Portada¿A qué futuro queremos contribuir?Declaración de PrincipiosQuiénes somos
CEO: Clima de Emprendimiento Organizado

info@ceo.cl Santiago. Chile.

Sitio desarrollado con Newtenberg Engine